InicioContenidosArticulosEl poder de Facebook y Google está en todo lo que saben de usted

El poder de Facebook y Google está en todo lo que saben de usted

Martes 14 de Marzo, 2017

Mark Zuckerberg posee toda la información que se registra en las aplicaciones más importantes de la actualidad: Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp. Google, por su parte, continúa apoderándose del mercado de los móviles con su sistema operativo Android.

“La información es poder” es una frase que se le ha acuñado a muchos filósofos y que tiene otras semejantes como “El conocimiento es poder” de Francis Bacon. Pero la información -apenas un insumo en sí misma- no tendría relevancia si no se sabe usar.

Si los que poseen la información tienen el poder, se podría decir que los medios de comunicación o las agencias de inteligencia como la CIA y el Pentágono serían los más poderosos. De cierto modo lo son, en sus respectivos campos de acción. Pero si hablamos de información en masa, los poderosos hoy en día son Facebook y Google. 

Google, el buscador que lo registra todo.

Serguéi Brin y Larry Page se empeñaron en construir el robot de búsqueda más poderoso jamás construido. Aún hoy nos sorprende lo rápido y preciso que puede ser encontrando información, clasificándola y resumiéndola. Pero no solo es su poderoso buscador, son cientos de servicios que Google ofrece y que actualiza a diario. 

Dentro de la lista hay algunos muy importantes que todos usamos: Gmail, YouTube, Google Maps, Google Earth, Google Chrome, Google Noticias, Google+, Google Translator, Google Drive, Google Fotos, etc. A esto se le suma la creación del sistema operativo para celulares con más usuarios en el mundo: Android, con el 81,7 por ciento del mercado móvil.

Si bien Google ofrece la desactivación del seguimiento de nuestra actividad, la realidad es que no se cumple al cien por ciento. Google almacena la información que usted busca en la web y no solo eso, lo organiza todo en estadísticas de frecuencia de uso y gustos. Podría decirse que Google es capaz de proyectar una imagen de nuestra personalidad con gran exactitud, basándose en la información recolectada.

Aplicaciones y Dispositivos

Google almacena, además, los datos que registramos en nuestro celular y en las aplicaciones de la tienda Google Play. Información como el número de celular, la marca y modelo del dispositivo, el operador de la Sim Card, los contactos, nuestra ubicación, y hasta nuestra propia voz cuando utilizamos el servicio de “Ok, Google” o “Google Now”, en algunos dispositivos esta función permanece activa en todo momento, lo que quiere decir que siempre está escuchando lo que decimos.

En el caso de los videos, la plataforma YouTube también registra nuestras búsquedas y, a partir de ellas, relaciona nuestros gustos musicales y/o programas con nuevo contenido sugerido por la misma. Con Google Maps pasa algo parecido que con el servicio de Google Now, siempre está vigilando – en donde se halle el dispositivo móvil- con información detallada de dónde vivimos, dónde trabajamos, qué sitios frecuentamos, en fin, todo.

Además, almacena archivos en aplicaciones tan importantes como Google Drive; Google Fotos, la cual dispone de almacenamiento ilimitado de fotografías, imágenes y videos; Google Wallet, que registra compras y números de tarjetas de crédito; Google Keep, que almacena notas; Google Hangouts, que guarda conversaciones de chat; por mencionar solo algunos ejemplos.

Facebook, la aplicación todo en uno

Las redes sociales siempre han sido concebidas como el lugar donde se comparten experiencias y momentos especiales con nuestros familiares, amigos y conocidos. Algunas veces son usadas para fines menos transparentes como conseguir pareja mediante perfiles falsos, amenazar e intimidar, crear grupos para hacer bullying o simplemente para espiar, lo que hoy se conoce como “stalkear”.

Lo cierto es que Facebook, ha logrado tener éxito en la integración de características que atraen cada día a más y más suscriptores. Las últimas actualizaciones liberadas por Facebook han logrado acaparar la atención de usuarios de otras aplicaciones. Esta red social se asimila a un pulpo que con sus tentáculos quiere dominar todas las áreas posibles.

Facebook Live. La transmisión en vivo ha sido un éxito especialmente para la transmisión de programas de radio y televisión, y eventos de talla mayor como el Super Bowl, los Grammy o los Emmy son tan solo algunos ejemplos de su alcance; la transmisión en vivo fue una característica que se hizo popular con Periscope y que Facebook ha llevado a otro nivel y a un público más amplio.

Stories. Idea concebida por Snapchat, luego copiada por Instagram y ahora una nueva función de Facebook, aprovechando los más de 1860 millones de usuarios activos. Esta característica permite compartir fotos y videos cortos a los que se les puede agregar filtros, marcos, máscaras, emoticones, entre otras funciones interactivas, lo que se publique desaparece transcurridas 24 horas. Facebook ya permite las stories en varios países, pronto llegará a Colombia.

Descubrir personas. Una característica que funciona tal como la aplicación Tinder y que permite conectar con personas que se encuentran a su alrededor y que tienen intereses en común. Tinder usa Facebook para conectar a sus usuarios y de esta forma evitar la molesta creación de un perfil; con la herramienta que agregó Facebook seguramente le quitará usuarios a Tinder.

“Construir una comunidad global, es la misión de Facebook”

Facebook Videos. Una aplicación que será lanzada en las próximas semanas y que pretende destronar a YouTube. Inicialmente será posible usarla en los SmarTv de Samsung, Amazon Tv y Apple Tv, sin embargo, se prevé un lanzamiento para celulares y plataforma web dependiendo de su éxito inicial. La idea es compartir videos de las personas, grupos y amigos que siguen en Facebook – como lo hace YouTube –, pero no solo eso, también agregará contenido de programas y personajes conocidos con algo de publicidad para sostener y motivar los editores de contenido.

Medio de comunicación. The Facebook Journalism Project fue creado con el propósito de establecer una relación directa y confiable con los medios de comunicación y periodistas más respetables e influyentes. La idea es ser más rigurosos en todos los productos noticiosos que se publican en la red social. También apunta a adoptar los nuevos formatos de narración de noticias – algo que Snapchat dispone con Discover- con el fin de llegarle a un público joven que se informa de manera distinta.

Bolsa de empleo. La función, que ya se usa en Estados Unidos, permite que todas las empresas publiquen sus ofertas de empleo y que estas se notifiquen en el apartado de “últimas noticias” de los usuarios. El usuario tendrá la posibilidad de aplicar dentro de la misma aplicación, llenar un formulario de inscripción para la empresa y comunicarse mediante la extensión Messenger. Esta herramienta de búsqueda de empleo seguramente le quitará usuarios a LinkedIn.

Realidad virtual. El equipo de Facebook también se encuentra desarrollando el casco Oculus VR, que además dispone de accesorios como guantes y potentes audífonos. Un proyecto que ya está muy adelantado y que pronto será lanzado al mundo. Para Facebook, este será el futuro de los videojuegos, porque el jugador estará completamente inmerso en la interfaz. Oculus pondrá a temblar a los ya poderosos Play Station, Xbox y Nintendo.

Otros proyectos. Facebook compró Instagram, la popular aplicación de fotografías que compite con Snapchat. WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea más grande del mundo también le pertenece a Facebook. Internet.org, es una compañía que hace asequible la web a las comunidades más apartadas del mundo.

Mark Zuckerberg, todopoderoso

Así como Steve Jobs fue en su momento el icono visible del mundo tecnológico, ahora lo es Mark Zuckerberg. El cerebro detrás del avance y expansión de Facebook no para en su intención de controlar el mundo virtual.

“Construir una comunidad global, es la misión de Facebook” publicó Zuckerberg en su perfil, dando a entender que su proyecto va más allá de una simple red social.

Desde que estudió en Harvard, Zuckerberg demostró talento para la programación. De hecho, empresas como Microsoft y AOL intentaron reclutarlo para su equipo sin éxito.

Mark Zuckerberg fue elegido como personaje del año en 2010 por la prestigiosa revista Time, además fue catalogado como la persona más influyente del mundo de la tecnología, según la revista Vanity Fair, superando a personajes emblemáticos como Serguéi Brin y Larry Page de Google, Bill Gates de Microsoft y Steve Jobs de Apple.

La personalidad de Zuckerberg siempre ha sido eclipsada por sus logros empresariales, sin embargo, en ocasiones deja que sus seguidores conozcan un poco más de él y de su familia, como un rey, pero del Internet.

Actualmente es el millonario más joven del mundo, en la lista de multimillonarios de la revista Forbes, con una fortuna valorada en 53.800 millones de dólares. Con todo y eso, Zuckerberg no se muestra como un personaje ostentoso, de hecho, quiere aparentar todo lo contrario.

En diciembre de 2015, Mark sorprendió al mundo con un anuncio sobre su fortuna. En una carta publicada en su muro de Facebook, anunció que donaría el 99 por ciento de su fortuna, equivalente en acciones de la compañía, para causa benéficas. La donación se hará paulatinamente a través de su fundación Chan Zuckerberg Initiative.

Con esta acción el CEO de Facebook espera “mejorar el potencial humano y promover la igualdad”; su objetivo es que todas las personas que se beneficien puedan “tener acceso a las mismas oportunidades, sin importar la nación, familia o circunstancias en las que nacieron”.

Pero no es la primera vez que muestra su desprendimiento por los bienes materiales. Cuando tenía 26 años y recién se posicionaba como el multimillonario más joven del mundo, impulso la iniciativa Giving Pledge, que invitaba a las personas más ricas del mundo a donar la mitad de su fortuna en obras sociales y en investigación para la cura de enfermedades como el cáncer.

Otras características de Zuckerberg lo evidencian como un hombre sencillo: vive en la misma casa en Los Ángeles; viste de jean, camisa gris y tenis todo el tiempo. Para Mark, lo más importante no es alardear el dinero que ha ganado, para él y su equipo está primero el crecimiento de Facebook.

Zuckerberg recibió críticas el año pasado en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, debido a que Facebook se convirtió en la plataforma donde más se publicaron noticias falsas que ayudaron a elegir a Donald Trump. Hasta ese momento no se conocía el poder de influencia de la red social, “eso me preocupa… pero también me preocupa que hay efectos aún más poderosos que debemos mitigar alrededor del sensacionalismo y la polarización que llevan a la pérdida de un entendimiento común”, escribió Zuckerberg refiriéndose a las críticas.

Lo cierto es que en las manos del joven millonario está la información de billones de usuarios, datos no menores que se almacenan en sus aplicaciones y que, seguramente, seguirán creciendo en número e importancia a medida que el equipo de Facebook lanza sus servicios.

Mark Zuckerberg concentra grandes volúmenes de información en sus servidores y adquiere las más importantes aplicaciones y proyectos tecnológicos posibles.

La ficción se vuelve realidad

Así como sucede en la película 007: El mañana nunca muere, en la que el famoso agente británico James Bond intenta detener a Elliot Carver, un poderoso magnate, dueño de gigantes corporaciones mediáticas que influyen y controlan la sociedad.

En la película del año 1997, no se hace mención a Internet, esto se debe a que en ese momento no presentaba el poder que tiene ahora, por el contrario, se hace referencia a los medios de comunicación tradicionales como los periódicos, radio y corporaciones televisivas.

Hoy sabemos que el poder que presumían los medios tradicionales ha pasado a manos de los genios de Internet. Son las redes sociales las que cada día cobran más importancia a la hora de tomar decisiones, como elegir a un presidente.

En El mañana nunca muere, Elliot Carver dice tener una audiencia de mil millones de personas y se jacta de poseer información valiosa de todo el mundo, a tal punto que puede chantajear al presidente de Estados Unidos. Además, Carver posa de filántropo ante sus lectores y oyentes, escondiendo así su malvada personalidad.

“¿Qué espero a cambio? Dominación global. Pero no sobre gobiernos, religiones o ideologías. Sobre la tiranía, el aislamiento y la ignorancia”, dice Carver en la película. Zuckerberg ha manifestado en varias oportunidades su desacuerdo con las políticas xenófobas de Trump, mostrándose como un líder demócrata, que desea ver las fronteras abiertas y que llevará el Internet a todos los lugares del mundo.

Sin duda una imagen casi profética de lo que vivimos hoy en día con los dueños de los gigantes tecnológicos. La película también advierte de lo perjudicial que puede llegar a ser el monopolio de la información en las manos de una sola persona.

Poco a poco Mark Zuckerberg concentra grandes volúmenes de información en sus servidores y adquiere las más importantes aplicaciones y proyectos tecnológicos posibles. Su postura de hombre sencillo y altruista le ha hecho ganar millones de adeptos, a tal punto que lo quieren postular como el próximo presidente de Estados Unidos.

 

Compartir:

Comentarios

0 registros encontrados

Comentar: